El ex arquero español Iker Casillas, que recientemente anunció su retiro del fútbol profesional, se unirá al equipo directivo de Florentino Pérez en el Real Madrid, con quien tuvo un fuerte cruce antes de irse por la puerta de atrás del Santiago Bernabéu en julio del 2015.

En una entrevista a la Revista Semana, en la que habló de cómo está su actual relación con su esposa Sara Carbonero, después de lo rumores de una supuesta separación, el madrileño también contó como fue su salida del conjunto merengue y qué le deparará su futuro en la capital española.

“La marcha del Real Madrid fue traumática, pero es mi casa”, reconoció el ex futbolista de 39 años, quien fue considerado como uno de los mejores arqueros de la institución merengue.

“Rompimos como cuando se separa un matrimonio y te dices de todo y hubo frases mal dichas y fuera de contexto, pero pasa el tiempo y todo se calma”, aseguró Iker Casillas sobre su polémica salida de la Casa Blanca en donde estuvo desde 1999 hasta 2015 disputando 725 partidos oficiales y conquistando 19 títulos, entre ellos 3 Champions League y 5 ligas locales.

Si bien el español fue un titular indiscutible, referente y capitán del conjunto blanco, su participación tomó un giro radical a partir de la temporada 2013-14 en la que disputó 19 de los 38 partidos de liga. La situación no iba a cambiar al año siguiente, en la que solo jugó dos. Posteriormente, y a pesar de haber recuperado la titularidad en el equipo (32 partidos) en la 2014-15, el español ya había decidido que su futuro ya no estaba en Madrid.

En mayo del 2020 realizó una publicación en su cuenta de Instagram en la que explicaba que su partida se redujo a “una rueda de prensa en solitario, me equivoqué y me fui. Necesitaba volver a sentirme otro. Tener un nuevo ambiente, abandonar estar tan expuesto a la crítica y querer mejorar (…) lo físico y lo mental. Y esto último era importante. En Porto lo volví a sentir”.

Hoy, tras vivir durante cinco años alejado de la ciudad en donde creció, contó a la revista que, “cuando pasaron dos o tres años, tuve una relación más tranquila con Florentino y me dijo: ‘Tienes que estar aquí’. Ahora en agosto hablaremos porque el Real Madrid es mi casa y mi vida. Hace poco Florentino me llamó para hacerme una oferta y ahora, cuando vuelva a Madrid, hablaremos”.

Casillas también hizo referencia a su postulación para la presidencia de la Federación Española (RFEF): “Tenía casi ganada mi candidatura, pero pesaban más los motivos políticos. Había una lucha desigual y decidí retirarme”.

Finalmente, reflexionó acerca del problema cardíaco que lo llevó a alejarse de los terrenos de juego: “Hace un año yo estaba con unos amigos cenando y al día siguiente me dio un infarto y todo cambió. Y porque el médico estuvo rápido, que si no, me hubiese ido. Por eso yo ya no estoy para memeces. A partir de entonces a mí me cambió la cabeza totalmente. Un golpe así te hace poner los pies en el suelo, te quita la chulería rápido”.