Georgina Rodríguez, pareja de Cristiano Ronaldo, sorprendió al mostrar una desconocida faceta en un reallity español

0
123

Esta semana Georgina Rodríguez fue la primera eliminada del reallity Mask Singer que se emite en España y que tiene la particularidad que sus participantes deben cantar frente al público y al jurado (investigadores) con un disfraz para no ser reconocidos. Su identidad solamente se revela cuando éstos pierden, como le pasó a la modelo y pareja del futbolista Cristiano Ronaldo.

La española interpretó la canción Si por mí fuera del artista Beret y lo hizo tan bien que muchos usuarios en Twitter incluso reclamaron que su versión pueda escucharse en alguna plataforma de música. Lamentablemente para ella, su performance no fue suficiente para convencer al jurado y a la audiencia por lo que fue eliminada al final del programa.

Cuando tuvo que quitarse el disfraz de león que ocultaba su identidad, cual superheroína, se vivió un momento espectacular porque pudo verse que la voz que salía desde aquel traje era nada menos que la suya. “Les dí muchas pistas”, señaló Georgina al conductor, Arturo Valls, ya que a medida que avanza el concurso los participantes se ven obligados a revelar algunos detalles para que los investigadores intentes descubrir quiénes son.

Tras abandonar el estudio, y luego de cantar una vez más el tema a pedido de la gente, la modelo de 26 años aseguró que pese a ser la primera eliminada, se llevó una gran experiencia: “Me han encantado los disfraces, las actuaciones, las voces, no me esperaba que encajasen también». Además agradeció a su país por abrirle las puertas una vez más y admitió que una de las cosas que más le gusta de España, además de la calidez de su pueblo, es el jamón. Con respecto a Cristiano Ronaldo, padre de su hija, Alana, afirmó estar muy enamorada y muy feliz.

Hace algunas semanas, la modelo nacida en argentina, pero que la gran mayoría de su vida vivió en España, concedió una entrevista a Paris Match en la que develó cómo conoció a CR7. «Fue amor a primera vista. Nos vimos por primera vez en una calle de Madrid cuando volvía a casa, y no tuvimos el valor de hablar entre nosotros. Poco tiempo después vino de compras a la boutique de lujo donde yo trabajaba como vendedora «, comenzó su relato.

“El destino nos reencontró en una fiesta. Ahí es donde hablamos por primera vez. Fue un momento muy especial, a pesar del mundo que nos rodea, nos sentimos solos”, añadió la mujer de 26 años.

Georgina Rodríguez proviene de una familia trabajadora. De adolescente, juntó dinero como niñera en Inglaterra, hasta que comenzó a realizar castings e incursionó en el mundo del modelaje. Actualmente sigue desempeñándose como modelo de diversas marcas, entre las que se destaca una conocida empresa de lencería. Ella y el futbolista se conocieron en junio de 2016, cuando la joven trabajaba en una de tienda Gucci en el centro de Madrid a la que el jugado acudió para un evento. A las pocas semanas, hicieron un viaje de incógnito al Disney de París junto a unos amigos y desde allí que su relación creció cada vez más.