28.4 C
New York
lunes, julio 15, 2024
spot_img
spot_img

Georgia suma su primer punto en la historia Euro al empatar con República Checa

spot_img

El juego finalizó 1-1 y Georgia sumó su primer punto en la Eurocopa en la historia

La Selección e Georgia suma su primer punto en la historia de la Euro al empatar 1-1 con República Checa.

Decir que Giorgi Mamardashvili es más que media Georgia no es locura. Y tampoco es descabellado afirmar que el del Valencia es el mejor portero de la Eurocopa hasta el momento. Y de largo.

Mamardashvili vale un postosí para la selección de Willy Sagnol. Mantuvo de pie a su equipo todo lo que pudo o más. Fue milagroso lo que consiguió.

Georgia, con un Kravaratskhelia inerte, aislado, deprimido, medio lesionado por segundo partido consecutivo, se agarró a la Eurocopa gracias a Mamardashvili. Éste se erigió como la principal estrella del partido. Lo paró todo.

El acoso al que resistió Mamardashvili está entre las grandes actuaciones de la Eurocopa. Pocos porteros han brillado más. Si el club de Mestalla está esperando a que se revalorice para venderlo al mejor postor, encuentros como las de hoy valen oro.

Hasta 12 paradas tuvo que hacer el georgiano. En Valencia ya se frotan las manos con el pellizco económico.

SIGAN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

Georgia suma su primer punto en la historia Euro al empatar con República Checa.

MAMARDASHVILI FUE LA FIGURA

Georgia lo debe todo a Mamardashvili y a la tecnología. El balón de la Eurocopa, el Fussballliebe, tiene un chip de geolocalización que determina si la pelota da en la mano y con qué intensidad. Esa revolucionaria tecnología mantiene también con vida a Georgia en la Eurocopa.

En el minuto 23 la gráfica determinó que Hzolek metía el balón en la portería de Mamardashvili con el brazo (como sino) tras golpearle previamente en la cara. Gol anulado.

Y de cara se le puso a Georgia cuando al borde del descanso, la tecnología le echaba de nuevo una mano para concederle penalti a favor por una irresponsabilidad del defensa checo Hranac. Mikautadze, al igual que ante Turquía, perforaba la portería para desatar la locura en Georgia.

La antigua leyenda checa Ivan Hasek, ahora seleccionador, movió el banquillo. Y le dio resultado. Lingr revolucionó el partido y con el factor Coufal desarmaron a los Sagnol. Cada saque de banda y de esquina de Coufal era un dolor de muelas para Georgia.

En una de estas Schick, el goleador dormido checo, marcó con el pecho para poner las tablas. Un gol que no opaca su discreto torneo. Además se marchó lesionado.

Chequia tocó zafarrancho y se fue a por la victoria, pero chocaba todas las veces con el muro Mamardashvili. Que se lució como nunca. Y todavía pudo ganar Georgia en el 95′, pero Lobjanidze desperdició de manera dolorosa un tres para uno. Milagro Mamardashvili.

Georgia suma su primer punto en la historia Euro al empatar con República Checa.

FRANCIA Y PAÍSES BAJOS EMPATARON SIN GOLES

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados