Redacción – La Policía local de Ames, en el estado de Iowa (EE.UU.), informó este martes de que el supuesto asesino de la golfista española Celia Barquín, que falleció el lunes, había manifestado a otra persona su intención de violar y matar a una mujer.

Así lo reveló este martes en una rueda de prensa el comandante de la Policía de Ames, Geoff Huff, que no precisó si Barquín sufrió algún tipo de agresión sexual.

Huff explicó que el presunto autor de los hechos, Collin Daniel Richards, había expresado previamente a otra persona que quería violar a una mujer: “La Policía encontró a otro individuo que habló de otro sujeto (Richards) que vivía en el bosque que había comunicado que tenía necesidad de violar y matar a una mujer”.

Según la Policía, el sospechoso comunicó esas intenciones a una persona con la que compartía “residencia temporal”, consistente en dos tiendas de campaña, durante un paseo por el campo de golf en el que posteriormente fue asesinada Barquín.

Richards, de 22 años, está detenido por la policía y se le imputa un delito de homicidio en primer grado.

En el momento del arresto, el sospechoso presentaba arañazos en el rostro que podrían implicar que hubo un forcejeo, indicó Huff.

Detalló que los restos de Barquín fueron hallados el lunes en un estanque del campo de golf de Coldwater, en la localidad de Ames, con varias puñaladas en la cabeza, el cuello y el torso.

La Policía encontró en el lugar una mochila que supuestamente había llevado el presunto asesino con un cuchillo con restos de sangre.

Por el momento, las autoridades no han descubierto ninguna relación entre el supuesto asesino y la joven española.