El PSG gana en Turquía pero pierde a Neymar

0
44

Dos goles de Moise Kean, que venía de hacer doblete también ante el Dijon en Ligue 1, le dieron una sufrida victoria al PSG ante un Istanbul Basaksehir (0-2) que jugó un gran partido pero al que le acabó pesando el cansancio en la segunda mitad.

Thomas Tuchel, discutido por la prensa francesa, salió con todo en Turquía, situando a Moise Kean por delante del tridente ofensivo formado por Di María, Mbappé y Neymar, que tuvo que retirarse lesionado a los 25 minutos de juego con molestias en su muslo izquierdo.

Los locales, liderados por el bosnio Edin Visca, saltaron al campo sin complejos y pusieron en aprietos a la zaga gala, que contó con la novedad de Danilo Pereira como defensa central.

Sarabia sustituyó al lesionado Neymar

Un PSG con muchos atacantes pero con poca fluidez en el centro del campo se quedó sin Neymar mediada la primera parte. El brasileño notó molestias en la parte posterior de su muslo y pese a que intentó regresar al terreno de juego después de recibir un vendaje en la banda, acabó siendo sustituido por Pablo Sarabia.

Con la entrada del español, el cuadro parisino fue haciéndose poco a a poco con el mando del encuentro, aunque sin acabar de poner cerco a la portería del guardameta turco Mert Günok.

Tras la reanudación, el Basaksehir volvió a salir fortísimo y el partido se convirtió en un correcalles de área a área, con un Visca que seguía intimidando desde la izquierda.

Pero en el primer error defensivo de los locales llegó el tanto de Kean, que cabeceó solo en el área pequeña un saque de esquina botado por Mbappé. Un castigo demasiado severo para los otomanos, que lejos de amedrentarse, siguieron intentándolo y tuvieron la más clara del partido en una doble ocasión de Crivelli y Turuc, cuyo disparo final salvó milagrosamente un Keylor que sacó con sobriedad todo lo que le llegó.

Sabedor de la necesidad del Basaksehir, el PSG se limitó a esperar su oportunidad a la contra y finiquitó el partido con otro gol de Moise Kean, asistido de nuevo por un Mbappé al que solo le faltó el premio del gol.