El Liverpool superó este miércoles en Amsterdam su primera prueba tras la grave lesión de Virgil van Dijk y logró el triunfo ante el Ajax en el arranque de la liguilla de Champions (0-1). Diez Champions ganadas suman entre ambos (6 el Liverpool, 4 el Ajax) pero nunca se habían enfrentado en esta competición. Al final, con Fabinho ocupando la plaza de Van Dijk en el eje de la defensa, decidió el partido un autogol de Nicolás Tagliafico.

Erik ten Hag, entrenador del Ajax, planteó muy bien el encuentro, y de inicio el Liverpool no se sintió cómodo sobre el terreno de juego. A los ‘reds’ les costaba practicar ese fútbol de correr que suele caracterizarles. En el once, la gran novedad fue el joven Curtis Jones en la media. Tras el descanso, le relevó el capitán, Jordan Henderson.

Trent Alexander-Arnold subió mucho menos al ataque de lo que suele y sí lo hizo Andy Robertson. En la media, fue enorme el trabajo de James Milner para contener el juego de un Ajax que luchó por remontar el partido.

El Liverpool se avanzó gracias a un autogol de Nicolás Tagliafico, uno de los supervivientes del Ajax semifinalista de la Champions en 2018-19. Sadio Mané llevó a cabo una magnífica jugada, pero fue el internacional argentino el que finalmente introdujo el balón en en su propia portería. Era el minuto 35 y a la postre el tanto decidió el encuentro.

Dusan Tadic estuvo a punto de lograr el empate, pero lo evitó, in extremis, Fabinho, providencial en su papel de cubrir la baja de un jugador insustituible como Van Dijk, que se perderá probablemente toda la temporada por una grave lesión de rodilla tras la entrada de Jordan Pickford el pasado sábado en el derbi contra el Everton.

El equipo ‘red’ tuvo ocasiones para aumentar esa ventaja en el Johan Cruyff Arena, como la de Diogo Jota en la segunda parte, pero pasaron los minutos sin que lo consiguiera y por lo tanto el partido permanecía abierto, con un Ajax en busca cuanto menos del empate, deseando empezar bien en la liguilla en su regreso a la misma.Incluso recurrió a los balones altos, en un estilo que no es el suyo. Y en el minuto 94 tuvo el 1-1, pero el remate de Jurgen Ekkelenkamp salió fuera.