Redacción – DeMarcus Cousins, quien sufrió una fractura en el tendón de Aquiles la temporada pasada, aún no ha iniciado oficialmente su carrera con la camiseta de Golden State, pero ya fue expulsado el viernes por su comportamiento en el banquillo.

Cousins ​​siguió, vestido de paisano, el duelo entre su equipo y los New York Knicks (100-128) en el Madison Square Garden, cuando el árbitro Scott Foster lo echó en el primer uarto “por su conducta antideportiva”.

Durante el calentamiento, Cousins, famoso por sus rifirrafes y considerado uno de los ‘bad boys’ de la NBA, s “chicos malos” de la NBA, había tenido una batalla verbal con el pívot de los Knicks Enes Kanter, con intercambio de insultos.

Los árbitros advirtieron a los jugadores que no toleraría insultos durante el partido.

“Cousins, durante un tiempo muerto, ha sido expulsado tras recibir una técnica por conducta antideportiva”, explicó Foster.

Cousins, que ha firmado un contrato de un año con los Warriors, ha reanudado su entrenamiento recientemente, pero su regreso a la competición podría llevar varias semanas o incluso meses.

El apodado “Boogie” promedia 21.5 puntos y 11 rebotes por partido desde su debut en la NBA en 2010 con Sacramento.