Dani Alves está de regreso en el Barcelona

0
453

Dani Alves de vuelta y el Barcelona confiando en el pasado cuando mira al futuro. Después de semanas en que desde el club se echaban balones fuera y se descartaba en voz baja su regreso por ser, decían, contraproducente con el proyecto de futuro del equipo, Xavi resolvió su fichaje y Joan Laporta se lo concedió mostrando un mensaje claro: el nuevo entrenador tiene el poder indiscutible en toda la faceta deportiva. De su acierto, o no, deberá responder el técnico catalán en primera persona.

Alves, 38 años, se ha convertido en el futbolista más veterano incorporado por el club azulgrana y cuando debute, se supone que el 2 de enero de 2022 en Mallorca, será el jugador de más edad en vestir la camiseta azulgrana en un partido de Liga. Tendrá entonces el brasileño 38 años, 7 meses y 24 días y dejará atrás a Pinto, suplente habitual de Víctor Valdés y que jugó su último partido con el Barça el 17 de mayo de 2014, contando con 38 años, 6 meses y 9 días. Aquel domingo, de triste recuerdo, el Atlético de Madrid conquistó la Liga en el Camp Nou… Y junto a Pinto, como lateral derecho, estaba Alves.

Jugaba en aquella época de lateral derecho, de carrrilero, de extremo y de lo que hiciera falta convertido en el mejor 2 recordado en el club. Para muchos el mejor de la historia azulgrana, para todos un jugador trascendental a la hora de explicar los éxitos del Barça, desde Guardiola y hasta Luis Enrique. Hasta que el 22 de mayo de 2016 dijo adiós. Lo hizo ganando la final de Copa frente al Sevilla y al día siguiente insinuó ya su despedida… Prediciendo, algo entonces imposible de creer, que volvería.

Y al cabo de cinco años y medio aquella predicción se convierte en realidad. En todo este tiempo, incluso antes de que se marchase, el Barça le buscó un heredero sin encontrarlo y cuando dos meses después de ofrecerse por primera vez a regresar le llamó personalmente Xavi, el jueves, para trasladarle su interés en incorporarle al equipo ni se lo pensó.

Escuchar de viva voz a quien había sido su compañero que le quería en la plantilla resultó suficiente para que Alves aparcase todas (que no fueron pocas) las propuestas que había recibido desde que en septiembre rompiera su contrato con el Sao Paulo. Pudo cambiar de club en Brasil, le llamaron de México, de Qatar, de España y de Portugal, pero, más allá del dinero, volver al Barça, en su empeño por jugar el Mundial de 2022, significaba para él lo máximo.

Contraproducente para algunos e ilusionante para otros, lo que es una evidencia es que sin poder esperarse que el Dani Alves de 2022 sea el mismo que el de 2012 sí es cierto que a sus 38 años mantiene un buen estado de forma. Se le ha visto en las últimas semanas correr por las cercanías de Barcelona y cuidar metódicamente su preparación. Y tal es la confianza en sí mismo que aceptó sin pestañear un contrato hasta final de temporada, convencido de ganarse la renovación por una más y llegar al Mundial, noviembre de 2022, en plenitud.

INCOMPARABLE

Entre agosto de 2014 y junio de 2021 el Barça buscó, infructuosamente, encontrar un heredero para Dani Alves en el lateral derecho. Douglas Pereira, Aleix Vidal, Nelson Semedo, Mousa Wagué, Sergiño Dest y Emerson Royal pasaron por el Camp Nou, sigue aún en el caso de Dest, sin haber igualado, mucho menos mejorado, el papel de Dani Alves.

Una inversión total de 98 millones de euros en siete años en seis futbolistas que sumados marcaron 9 goles y repartieron 23 asistencias en 230 partidos, unas cifras que ni se acercan a la estadística de Alves en sus ocho temporadas de azulgrana (391 partidos, 21 goles y 103 asistencias) y casi triplicando su precio de fichaje.

Procedente del Sao Paulo por cuatro millones de euros, Douglas, bendecido por Luis Enrique, llegó al club con el objetivo de pelear con Dani Alves y tras dos temporadas en las que apenas disputó tres partidos, uno como titular, comenzó un rosario de cesiones por Sporting de Gijón, Benfica y Sivasspor hasta que se marchó libre al Besiktas con la carta de libertad. Siempre con un rendimiento muy limitado, este año fichó por el Matalyaspor. Desaparecido de la primera línea.

Una temporada después, en agosto de 2015, el Barça creyó encontrar en Aleix Vidal a una competencia firme para el brasileño. Sin poder debutar hasta enero de 2016, Vidal, por quien se pagaron 17 millones de euros al Sevilla, regresó al club andaluz por poco más de la mitad al cabo de tres temporadas y sin responder a las expectativas, jugando en la actualidad en el Espanyol.

La apuesta más contundente la representó en el verano de 2017 Nelson Semedo, fichado al Benfica por 35 millones de euros cuando varios grandes de la Premier League se interesaban por él. De rendimiento regular en defensa y poca trascendencia en ataque nunca llegó a convencer y Jorge Mendes le colocó en el verano de 2020 en el Wolverhampton cubriendo prácticamente su coste.

Su salida coincidió con la llegada, desde el Ajax, del joven Sergiño Dest, por 21 millones de euros y presentado como una promesa de primer nivel, status al que aún aspira en su segunda temporada de azulgrana y habiendo jugado tanto en el lateral como en el extremo, con un rendimiento menos positivo, hasta el momento, de lo esperado.

La última jugada, y la más inverosímil, la personalizó Emerson Royal. Lateral derecho de gran proyección ofensiva, fue fichado a medias entre el Barça y el Betis, con el que jugó 79 partidos a óptimo rendimiento entre febrero de 2019 y mayo de 2021, cuando el club azulgrana resolvió su incorporación, sumando 9 millones de euros a los 6 pagados inicialmente. Apenas tres partidos después de comenzar la temporada, sobre el final del mercado, el brasileño fue vendido al Tottenham por 25 millones, de los que el Barça se quedó 22.5 para, por lo menos, tener un beneficio económico superior a los 7 millones… Y una nueva decepción deportiva.

Después de todos los inventos, apuestas y hasta ver a Sergi Roberto asentado en el puesto o Mingueza acostumbrándose a él, Xavi solventó la conveniencia de abrir la puerta a un Dani Alves de futuro muy incierto pero presente, estima, indiscutible. Camino de los 39 años, los cumplirá en mayo de 2022, su fuerte personalidad, dotes de líder y carácter extrovertido es visto como un refuerzo que debe dar un impulso a la plantilla y reforzar un puesto en el que puede, debería, ser el mejor profesor para Dest.

Solo el tiempo, a partir de enero, dirá si la decisión de Xavi fue acertada o fue una equivocación.