Cracks que sufrieron pubalgia

0
116

La lesión que tiene Michael Chirinos se ha incrementado y podría perder el resto del torneo Apertura.

Chirinos recayó de su lesión y Mi Pasión investigó que estará fuera de las canchas entre dos y tres semanas.

Este tipo de lesión es común en los futbolistas profesionales, los mejores del mundo la han sufrido, unos la superaron con operación y otros con tratamientos más conservadores de fisioterapia. A continuación algunos cracks que tuvieron el mismo problema del extremo de la Juventus de Italia.

Lionel Messi la sufrió con Argentina

El ’10’ vivió está lesión en el mes de septiembre de 2016 en el partido ante Uruguay por las Eliminatorias al Mundial. Esa pubalgia lo dejó sin jugar ante Venezuela en la siguiente fecha e inmediatamente fue tratado con antiinflamatorios y descanso. ‘La Pulga’ no duró mucho tiempo por fuera de las canchas, regresó a las dos semanas con el Barcelona.

Xabi Alonso la superó con operación

El exjugador español tuvo molestias de pubis durante la mayor parte de la temporada 2012/2013 cuando jugaba para el Real Madrid. En junio de 2013 tomó la decisión de operarse y parar con los tratamientos que poco funcionaban. Alonso lo hizo en Alemania con la doctora Ulrike Muschaweck, considerada la mejor en esta especialidad. Alonso estuvo mes y medio en recuperación.

Sergio Busquets se negó a la operación

El volante del Barcelona pasó casi año y medio con problemas de pubalgia. En 2013 empezó el sufrimiento y siempre lo contuvo con tratamientos. El Mundial de Brasil 2014 lo jugó con esa molestia; nunca se quiso operar y finalmente superó la lesión a finales de ese año.

Marco Reus y una lesión más

El alemán es uno de los jugadores con mayor número de lesiones en la historia. Ha sido operado de tobillos y rodillas, además las lesiones musculares ha frenado su explosión en la élite. En mayo de 2016 sufrió de pubalgia, perdiéndose la Eurocopa de Francia y volviendo hasta noviembre de ese año. Fueron 6 meses de recuperación.

Kaká: «No tengo pubalgia crónica»

El Balón de Oro en 2007 empezó a padecer problemas de pubalgia a finales de 2008 en el Milan. En 2009 fue fichado por el Real Madrid y allí se revivieron sus molestias de pubis, en el Mundial de Sudáfrica 2010 no rindió por los dolores en esa zona y en la rodilla izquierda. En más de una ocasión el jugador declaró que su pubalgia no era crónica; esto fue un mito que creció en Italia y España por sus constantes problemas de ingle.