Redacción – El exjugador de fútbol de Gabón, Shiva N’Zigou, confesó que sacrificó a su madre para triunfar en el fútbol.

Las confesiones las hizo ante su comunidad de la iglesia evangélica.

El exdelantero gabonés, que militó en el Nantes entre 2001 y 2005, reveló que “mi madre está muerta y quiero confesar que fue sacrificada”, una declaración que dio la vuelta al mundo.

Según N’Zigou, su padre le dijo que iba a matar a su madre pero él se negaba: “Yo me negué, pero lo hizo igual, con el fin de que su espíritu me ayudara a mejorar en mi carrera futbolística”.

No fue la única revelación realizada por el exfutbolista. El gabonés también explicó que tuvo relaciones sexuales con su hermana y con su tía, así como una relación homosexual con un amigo.

Por si fuera poco, Shiva N’Zigou admitió que mintió sobre su edad y que tiene cinco años más de edad, cosa que le provocará perder el honor de ser el jugador más joven en marcar un gol en una Copa África con 16 años, pues en realidad tenía 21.