8.5 C
New York
jueves, abril 18, 2024
spot_img
spot_img

Boca Juniors le remontó a San Lorenzo y se mete en zona de clasificación

spot_img

El Xeneixe estaba perdiendo, pero con goles Edinson Cavani y Miguel Merentiel logró remontar

Por lo general San Lorenzo le genera problemas a Boca. Por algo es el único equipo que lo supera en el historial y que se le jacta de esa paternidad. Esta vez, en la Bombonera, los cuervos golpearon rápido a los xeneizes y con un penal que Adam Bareiro picó con clase total. Parecía que la historia se repetía, pero… Existe una gran diferencia de jerarquía a favor de Boca. Y ese factor vaya si pesó.

A Boca no le importó la historia y dio vuelta a San Lorenzo con una clara superioridad en el juego (en especial en el primer tiempo) y con goles oportunos, en el cierre de cada etapa, gritados por sus delanteros uruguayos.

Edinson Cavani resolvió con paciencia y precisión una linda jugada colectiva que habían construido a puro toque Equi Fernández, Kevin Zenón y Cristian Medina. Jugó un buen primer tiempo el uruguayo y hasta estuvo cerca de convertir otro gol, pero en el entretiempo se quedó en el vestuario por una sobrecarga muscular. Por Cavani entró su compatriota Miguel Merentiel, quien en el minuto 84 la punteó al 2-1, a la victoria, luego de una combinación entre Kevin Zenón y Darío Benedetto.

Hubo mucho contenido de reacción y personalidad en el triunfo xeneize. Boca se recuperó de la desventaja precoz y generó varias situaciones nítidas en la etapa inicial, tres frustradas por el arquero Facundo Altamirano. También hubo un claro penal no sancionado contra Cristian Lema (agarrón clarísimo de Gastón Campi). El árbitro Nazareno Arasa igual compensó más tarde cuando no cobró una falta indiscutible de Marcos Rojo contra Bareiro en el inicio de la jugada del segundo gol.

San Lorenzo en el segundo tiempo fortaleció el ingreso del mediocampo (Francisco Perruzzi, volante de marca, reemplazó al creativo Nahuel Barrios) y además cambió la línea de 4 atrás por una defensa de 5 con el retroceso de Agustín Giay. Más protegido, el Ciclón ganó solidez y a Boca se le hizo más difícil llegar. Hasta que encontró esa jugada en el final.

“Era un partido que significaba mucho y el equipo dio muestras de que sigue creciendo y puede dar todavía más”, dijo Diego Martínez. Eso sí, el DT recibió una mala noticia de Boca: la lesión de Lucas Blondel, quien padeció una rotura de ligamentos cruzados. Los xeneizes lo perderán por un largo tiempo.

Ahora Boca suma 19 puntos y se encuentra cuarto en la Zona B de la Copa de la Liga, por ahora clasificado a los playoffs y sabiendo que tiene un partido pendiente contra Estudiantes. De todos modos, ahora los xeneizes se enfocan en el viaje complicado a Potosí, donde el miércoles contra el local Nacional debutará en la Sudamericana. Viajará tranquilo.

spot_img

Related Articles

spot_img

Destacados