Bayer Leverkusen sufrió ante Qarabag de Azerbaiyán en la Europa League, pero salvó el invicto

0
250

Xabi Alonso introdujo algunos cambios en su alineación para dar descanso a titulares indiscutibles, como Granit Xhaka y Florian Wirtz, y el Bayer Leverkusen evitó en el añadido su primera derrota de la temporada ante un sorprendente Qarabag que le arrolló en la primera parte (2-2).

El Leverkusen reaccionó a tiempo y tendrá la oportunidad de rematar la eliminatoria el próximo jueves en el BayArena tras preservar su racha de ya 35 partidos consecutivos de todas las competiciones sin perder desde el inicio del curso, récord histórico de un equipo alemán.

El Qarabaq ya había provocado muchos problemas al Leverkusen en noviembre, cuando visitó Bakú (Azerbaiyán) en la fase de grupos y solo pudo ganar con un gol de penalti de Jeremie Frimpong en el añadido.

Pese a este precedente tan cercano, Xabi Alonso prefirió hacer rotaciones en el líder de la Bundesliga dando la titularidad a Borja Iglesias (solo lo había sido en su debut en febrero tras llegar del Betis), mientras a Alejandro Grimaldo no le dio descanso en la banda izquierda.

El Qarabag salió enchufadisimo y protagonizó una primera parte extraordinaria en que hizo sufrir al Leverkusen como ningún otro rival esta temporada con una presión asfixiante que le impidió controlar y mover el balón como acostumbra.

El brasileño Juninho fue una pesadilla para el Leverkusen y en el minuto 24 ya obligó al meta Matej Kovar a lucirse para sacar el disparo con que culminó una de sus constantes internadas.

Tras el consiguiente córner Marko Jankovic soltó un disparo desde fuera del área que repelió el poste tras ser desviado por un defensa. Desbordado, el Leverkusen recibió el primer gol de inmediato.

Juninho robó el balón a Jonathan Tah y, tras otra impresionante galopada, retrasó para que Yassine Benzia clavara por alto su remate (26′).

El Leverkusen apenas prodigó un par de llegadas en una primera parte que registró en el añadido el 2-0, obra, cómo no, de Juninho. El brasileño arrancó desde su campo al enviarle Leandro Andrade un balón perfecto al espacio, se escapó solo y, tras superar con un gran toque picado a Kovar, marcó a puerta vacía. Un golazo.

Xabi Alonso dio entrada en el descanso a Frimpong y el Leverkusen ya salió con otra actitud adueñándose del balón. El técnico tolosarrra mandó arriba a su equipo y empezó a generar peligro.

A la hora de juego dio entrada a Granit Xhaka y Florian Wirtz antes de que el meta Andrey Lunez sacara un chut envenenado por raso de Edmond Tapsoba tras pase retrasado en corto de Borja Iglesias (63′).

Un regalo de Abdellah Zoubir, que cometió un tremendo error en una cesión hacia su área, permitió al Leverkusen recuperar el terreno perdido. Wirtz recibió directamente el balón y superó a Lunev picándole el balón en su salida con gran calidad (70′).

El partido se le hizo cuesta arriba ya al Qarabag pero Juninho aún prodigó otra escapada más tras robarle la cartera a Xhaka en la línea media pero esta vez Kovar le gano milagrosamente el mano mano a mano.

Ya en el añadido, con un rival desfondado y sin un Juninho que se retiró con molestias, el Leverkusen empató en un centro de Robert Andrich que cabeceó a la red el recién entrado Patrik Schick.