Redacción – El Barcelona tiene claro que debe renovar contrato a sus principales jugadores y uno de ellos es Jordi Alba.

El lateral de L’Hospitalet de Llobregat de 29 años termina contrato en 2020 y según marcan los parámetros del club es el momento de iniciar ya los contactos para llegar a un acuerdo a más tardar una vez se inicie 2019.

La temporada 2017-2018 se inició con la voluntad de renovar los contratos de Leo Messi, Sergi Roberto y Gerard Piqué. Una vez se logró la ansiada firma del argentino hasta 2021, se abordaron los casos del lateral y el central.

Ambos se rubricaron también con éxito, en su caso hasta 2022. Y después, tras dos temporada demostrando que su fichaje fue un acierto, se atacó la mejora y ampliación de contrato de Samuel Umtiti, quien firmó justo antes del Mundial. Una jugada maestra porque después se proclamó campeón.

Tras renovar a cuatro puntales, fichar a cuatro nuevos futbolistas y sacar de la plantilla a muchos jugadores, toca centrarse en Alba, que se lo ha ganado.

En el club existe la firme voluntad de renovarle dado su gran rendimiento. Eso sí, dentro de unos parámetros económicos acordes con la economía del club, que tiene en la contención de la masa salarial uno de sus caballos de batalla.

El jugador quiere seguir, obviamente, pero delega en sus representantes. Uno de ellos expresó públicamente su impaciencia y su disgusto con el club porque no le hubiesen llamado aún para renovar.